El Proceso de Anulación

El proceso de anulación inicia cuando una persona somete una petición al Tribunal para una declaración de nulidad retando la validez de su matrimonio. La parte que inicia el proceso se conoce como el Demandante; la otra parte se conoce como el Demandado. El Tribunal por lo tanto realiza una investigación sobre las circunstancias que rodearon al matrimonio, especialmente cuando la pareja intercambiaron sus votos. La investigación busca establecer si alguna vez hubo una unión matrimonial como se entiende por la Iglesia Católica. Si no fuese si, el matrimonio se considera inválido. Una declaración de nulidad no disuelve una unión que ya existe. Por esta razón, una anulación no puede considerarse un divorcio Católico.

Pasó 1: La petición para una anulación, es contactar al ministro de nulidad en su parroquia o/a su párroco

Usted y el Ministro de nulidad deben realizar una entrevista y revisar los procedimientos para someter su caso. Estos son algunos de los documentos que usted necesita:

  • Certificado de Bautismo para ambas partes del matrimonio, si es aplicable
  • De los Católicos, se necesitan certificado de bautismo nuevo emitido dentro de los últimos 6 meses por la parroquia de bautismo.
  • Una copia certificada de la Licencia de Matrimonio Civil
  • Una copia certificada del Decreto Final de Divorcio
  • Los abstractos expedidos por el Estado no son aceptables

También se le pedirá que complete un cuestionario del demandante. Esta es una investigación, así que sea lo más detallado/a que sea posible, evitando respuestas breves como "sí" o "no." Cuanto más detallado es su testimonio, más fuerte será su caso. Este testimonio también determinará en qué causales se someterá su caso. Las causales de una anulación son los motivos de porqué las personas creen que el matrimonio es inválido. El ministro de nulidad le asistirá sugiriendo los causales.

Otro aspecto muy importante en someter su caso al Tribunal son sus testigos. Requerimos que usted someta al menos 2 testigos; preferimos 3 o más. Los más testigos que usted tenga, lo más fácil es para que la corte llegue a una decisión en su caso. Además, los testigos deben de ser personas que lo conocen bien y puedan dar testimonio sobre su noviazgo, el tiempo de la boda y la vida del matrimonio. Por favor dígales a sus testigos que usted ha sometido sus nombres al Tribunal.

Pasó 2: La Petición es sometida al Tribunal

Una vez que todo el papeleo sea completado, el ministro de nulidad someterá el caso al Tribunal. El Tribunal decidirá entonces si tiene competencia para escuchar el caso. En el Derecho Canónico, la competencia se refiere a la jurisdicción y la consiguiente capacidad para escuchar un caso. Un tribunal puede tener competencia en cuatro formas:

  • Es la diócesis del lugar en que se celebró el matrimonio.
  • Es la diócesis del lugar en la que reside el Demandado.
  • Es la diócesis del lugar en la que el demandante reside, siempre que las partes residan en la misma Conferencia Episcopal y el Vicario Judicial de la Diócesis del Demandado de su consentimiento.
  • Es la diócesis del lugar donde la mayor parte de las pruebas se van a recopilar, siempre que el consentimiento sea dado por el Vicario Judicial del Demandado.

Una vez que el Tribunal haya determino la competencia, el caso es aceptado. Un juez y un coordinador entonces son asignados al caso.

Pasó 3: El Demandado es contactado

En esta etapa del proceso de anulación, el Demandado debe de ser citado. Como parte del matrimonio él/ella debe de ser contactado acerca de la investigación matrimonial. él/ella tiene el derecho a:

  • Participar - pero no tiene que
  • Leer el Testimonio
  • Proveer Testimonio
  • Proveer Testigos

Sin embargo, usted no necesita tener ningún contacto con el Demandado. El Tribunal se comunicará con él/ella. Solamente le pedimos que usted nos proporcione cualquier información que usted tenga de él/ella.

Pasó 4: Recopilación de evidencia

Después de que los causales son aceptados, el caso se mueve a la etapa de recolección de evidencia. Esto es cuando se envían los cuestionarios a los testigos nombrados y al demandado si él/ella está participando. Después el Tribunal espera por los cuestionarios completados. Los casos se retrasan a menudo porque los testigos no responden de manera oportuna y adecuadamente. Un auditor, una persona asignada para investigar y reunir pruebas adicionales, será asignado si el caso es débil. Este proceso puede también retrasar significativamente un caso de anulación. Por lo tanto, ¡asegúrese de que los testigos sean puntuales y muy minuciosos en sus respuestas!

Pasó 5: Publicación de las Actas

Ahora que todos los testimonios han sido recolectados, las actas, o evidencia, se publican. Esto no significa que están abiertas al dominio público. Más bien, el demandante y el demandado tienen el derecho de leer todas las actas que se reunieron con respecto a este caso. Si hay una cuestión de confidencialidad, se puede quitar el nombre de la persona del testimonio. Para que el testimonio pueda ser utilizado por el juez(es) en llegar a una decisión final, el testigo debe permitir a ambas partes.

Pasó 6: Decisión

El juez(es) ahora examina las pruebas para determinar si el matrimonio era válido. En cada petición de anulación, el matrimonio se presume válido hasta que se demuestre lo contrario. El juez(es) debe llegar a una certeza moral, a través de una solidez de prueba, para justificar que el matrimonio fue, de hecho, inválido. El caso puede recibir una decisión Afirmativa, lo que significa que se determinó que el matrimonio era inválido, o una decisión Negativa, lo que significa que la presunción de que el matrimonio es válido no fue revocada y el consentimiento de matrimonio era válido.

Pasó 7: Segunda instancia y apelaciones

Si el juez(es) rinde una decisión "Afirmativa", el caso se envía automáticamente a una segunda corte, o sea, la corte de apelaciones, para su revisión. El Derecho Canónico requiere que cada decisión afirmativa sea ratificada por una corte de apelaciones.

Hay tres posibles resultados cuando un caso se envía a una corte de apelaciones para su revisión. La corte puede:

  • Ratificar la decisión
  • Dar un negativo. Esto significa que ellos creen que el matrimonio era válido.
  • Someterlo como un nuevo caso si ellos sienten que la primera investigación fue insuficiente.

Si la corte de apelaciones también da una sentencia Afirmativa, ambas partes ahora son libres de casarse. Pero, si el caso recibe un Negativo, la Iglesia todavía considera estas personas casadas y no son libres de casarse con otra persona. Sin embargo, una apelación de su decisión es posible.

Si el juez(es) de la primera instancia dan una decisión "Negativa", la Iglesia todavía considera a estas personas casadas y no son libres de casarse con otra persona. El Demandante o el Demandado puede apelar esta decisión ante una corte suprema.