Información General de Anulaciones

Una anulación es una declaración por un tribunal eclesiástico que un matrimonio entre dos partes no era válido de acuerdo con las leyes que gobiernan el matrimonio en la Iglesia Católica. También, es una declaración de que el vínculo matrimonial no se formó en el momento del consentimiento, o en el momento en que los votos se intercambiaron en la boda. Es el momento del consentimiento que determina si es o no es válido el matrimonio. El proceso para determinar si se formó o no este vínculo es a través de una investigación que requiere de testigos, pruebas y otros testimonios. Porque el tiempo del consentimiento es el factor determinante de la validez del matrimonio, las pruebas deben centrarse en este tiempo y en el tiempo cercano al momento del consentimiento.

La razón por la cual la Iglesia Católica realiza investigaciones sobre la validez del matrimonio es porque la Iglesia no cree en la posibilidad de divorcio, pero reconoce que podría haber circunstancias que podrían causar que un matrimonio resultara ser inválido, o que el vínculo matrimonial nunca se formo. En la tradición de la Iglesia, hay varias causas, o motivos, que rinden un matrimonio inválido. A través de la jurisprudencia y otros factores, se ha determinado qué pruebas son necesarias para demostrar que uno de los factores, o causales, estuvieron presentes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que un matrimonio se presume válido hasta que se demuestre lo contrario. También, existe una materia fuerte de pruebas en casos de nulidad matrimonial. El juez(es) debe tener la certeza moral que nunca se formó el vínculo matrimonial. Esto significa que en su conciencia, los jueces no tienen ninguna duda que el matrimonio entre las dos partes es inválido.

Los efectos/resultados del proceso de anulación son:

Afirmativo(a): Si a través de la investigación de un matrimonio los jueces deciden en una decisión afirmativa, significa que la evidencia ha demostrado que el matrimonio es inválido, o que el vínculo matrimonial nunca se formado entre las partes. Por lo tanto, las partes ahora son libres de casarse. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los hijos de este matrimonio no son ilegítimos. El proceso de anulación no tiene ningún efecto en el estatus de los niños.

Negativo(a): Si a través de la investigación de un matrimonio los jueces deciden en una decisión negativa, significa que la evidencia no ha demostrado que el matrimonio es inválido. Por lo tanto, las partes están todavía casadas y NO son libres de casarse con otro.

¿Necesito someter una petición para una anulación?

Aquí hay algunos ejemplos de personas que deben aplicar para una anulación (esta lista no es exhaustiva):

  • usted es un Católico divorciado quien desea volver a casarse en la Iglesia Católica.
  • usted es un Católico divorciado quien ya se ha casado fuera de la Iglesia Católica.
  • usted es un divorciado no-Católico quien desean casarse con un Católico.
  • usted es un divorciado no-Católico quien está casado con un Católico fuera de la Iglesia Católica.
  • usted es un no-Católico que está divorciado y vuelto a casar y le gustaría llegar a ser Católica.